jueves, 1 de octubre de 2009

Juegos 2016: La recta final


Por Daynet Rodríguez Sotomayor

Una fuerte campaña mediática y un feroz lobby cuerpo a cuerpo caracterizan la recta final en la carrera por la sede de los Juegos Olímpicos del 2016.
Mañana se conocerá por fin la ciudad ganadora, pero hasta entonces los diarios norteamericanos, españoles, brasileños y japoneses maximizan la amplia cobertura de Especiales para destacar, como es lógico, las virtudes de sus países y los defectos de sus contrarios, o ignorarlos.
Por ejemplo en España, los diarios El Mundo, El País, Marca y As han emprendido una constante crítica a Río de Janeiro, ciudad que ya no contaba entre sus planes y que de pronto ha visto subir su cotización en la "bolsa olímpica".
Todos enfatizan, como su más fuerte argumento, que Brasil podría vérselas negras después de organizar la Copa Mundial de fútbol 2014 y especulan sobre el impacto de la crisis en la nación sudamericana.
Sin embargo, poco o muy poco han hablado sobre lo que deja la recesión en la propia España: el índice más alto de parados en toda la Unión Europea, y la incertidumbre ante la lejanía de la "recuperación".
Isaac Rosa, en su blog de Público, describía el ambiente con un llamativo titular: "Ojalá el COI no castigue a Madrid".
"Como muchos vecinos de Madrid, estoy que me subo por las paredes, no me quedan uñas que morder. Qué nervios. Queda menos de una semana para que el Comité Olímpico elija la sede de los Juegos, y estoy histérico, ansioso, deseando que llegue el momento de saltar de alegría y descorchar el cava cuando el presidente del COI diga: “Los Juegos de 2016 irán a la villa de… ¡Río de Janeiro!” O Chicago, si lo prefieren. Yo celebraré cualquier resultado, siempre que no nos castiguen dándonos los Juegos", escribió Rosa.
Mientras, el Chicago Tribune, emblemático de la ciudad norteamericana, ha adoptado otro estilo: en su espectacular especial sobre los Juegos ignora "olímpicamente" a las otras candidatas. Ni un artículo para informar, objetivamente, a sus lectores. Eso se llama prepotencia...y en demasía.
Entre los brasileños, acabo de repasar O Globo, el más importante diario carioca. Sigue minuto a minuto las incidencias en Copenhague y trata de refutar algunos puntos en contra de Río con titulares como este: "Projeto de transporte para 2016 articula BRTs com a Linha 4 do metrô". También, deja caer algún tufillo contra sus oponentes, al reseñar que el video de la muerte de un joven en Chicago hace solo unos días, es uno de los dos temas más comentados en Twitter.
De los periódicos japoneses apenas hablo, sé una o dos palabras en ese idioma, pero a juzgar por la gráfica desplegada, la apuesta de Tokio y sus Juegos "modernos y sostenibles" es fuerte.
Feroz lobby
Mientras, las delegaciones reunidas en Copenhague y encabezadas al más alto nivel, aprovechan cada minuto en la cuenta regresiva hasta la votación, con tal de convencer a los miembros del COI.
Ya lo había advertido Michelle Obama más o menos así: adoro a la Primera Dama de Brasil, pero ya le avisé que en Copenhague vamos a hacer la guerra. Y toda una comitiva, desde el presidente Obama hasta Oprah Winfrey, despliegan sus encantos en público y en privado, en favor de Chicago.
Zapatero y los Reyes de España no se quedan atrás. El jefe del gobierno español dijo hoy en rueda de prensa: "Más de lo que se ha hecho es imposible" y remarcó que "el 77% de las infraestructuras están preparadas"."Somos un país muy fiable organizando eventos deportivos y eso lo sabe el COI".
Lula hace también sus deberes. A contrapelo de sus detractores, ha destacado el "momento mágico" que vive la economía de Brasil, "uno de los primeros países del mundo en recuperarse de la crisis financiera global". Río está preparado en cuerpo y alma, asegura.
Y con perfil más discreto, como quien quiere dar un zarpazo de último minuto, el recién primer ministro nipón Yukio Hatoyama y su comitiva afirman que Tokio ofrecerá "unos Juegos Olímpicos únicos, poniendo a los atletas en el corazón de una postulación compacta y funcional para ser sede de 2016". Quizás hasta terminen sorprendiendo con su alarde de modernidad... después que todas las encuestas le aseguran la derrota.
En fin, en medio de tanto frenesí, las cosas no estarán nada fáciles para el COI.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada