viernes, 23 de junio de 2017

La tercera opción en Cuba: El drama de los equilibristas



Por
Raúl Antonio Capote/ Razones de Cuba

Un poco de historia



Surgida en Inglaterra como intento por enmascarar y atenuar la depredación capitalista, acelerada tras la caída de los proyectos socialistas en Europa del Este, la doctrina de la tercera vía no ha generado, como profetizaron sus gurúes, las condiciones para que los millones de pobres del mundo sobrevivan, produzcan y consuman; se ha generado, eso sí, un deterioro brutal de las condiciones de vida, más pobreza, más insalubridad, más inseguridad.

Los representantes de llamado centrismo en Cuba, que se presentan como una tercera opción, una vía intermedia entre el capitalismo y el socialismo, etc., tratan de demostrar con una serie de sofismas, lo inoportuno de la vía revolucionaria, niegan, como negaron a finales del XIX los Autonomistas, a la Revolución.

Palabras nuevas para principios viejos, la misma fórmula se intentó para mediatizar la Revolución a finales de los 50 y a principios de los 60, finiquitaba la década del 80 cuando se intentó utilizar movimientos artísticos con propuestas estéticas emergentes, para fomentar el discurso de la tercera opción. Con este fin se utilizaron becas internacionales que existían para otros propósitos y se intentó confundir y sobre todo dividir en momentos sumamente complejos, en que el llamado Socialismo Real en Europa del Este hacía aguas, a sectores de la joven intelectualidad artística y literaria de entonces en la Isla.

El hilo de la trama

El 14 de mayo del 2004 a las 16:00 horas se reunieron en la residencia de un funcionario estadounidense, destacado en la Sección de Intereses de los Estados Unidos en la Habana (SINA), Francisco Sáenz, un grupo variopinto de funcionarios yanquis, funcionarios diplomáticos de países aliados del gobierno de los Estados Unidos y oficiales de la CIA. Invitado especial, el profesor universitario y escritor, Raúl Capote.

Apenas una hora antes el pueblo cubano había marchado frente a la SINA en protesta por el endurecimiento de la guerra económica contra Cuba y las amenazas del Presidente de los EE.UU., George W. Bush. Diez años después, un Presidente de ese país reconocía la derrota de la obsoleta política e intentaba lo mismo de “otra manera”, la lógica indicaba el fin del garrote y la administración Obama apostaba a proyectos como Génesis. Cuba Posible, etc.

En la residencia yanqui celebraban las medidas de Bush, sin embargo, se hablaba de la posibilidad de un cambio de estrategia para acabar con la Revolución, en caso de que fallaran los planes de la administración Bush, como alguno de los presentes vaticinaba. La Guerra contra la generación histórica estaba perdida, decía uno de los invitados, había que probar otras opciones, el camino de la concertación al modo chileno, por ejemplo, o la transición estilo España.

Francisco Sáenz hablaba de un nuevo camino que debían emprender hombres como Capote, intelectuales, gente de la cultura y la academia, no comprometida con la contrarrevolución tradicional, se manejaron varios nombres y la posibilidad de articular un camino que fuera aceptado por la mayoría del pueblo. Debemos trabajar por preparar las condiciones, para cuando no estén Fidel y Raúl Castro, fue el consenso general.

miércoles, 21 de junio de 2017

La opinión gráfica: Prioridades

Priorities

Clay Bennet, un maestro de la caricatura editorial que publica habitualmente en el diario norteamericano Chatanooga Times Free Press, y al que he recurrido muchas otras veces en mi blog por su fino humor y extraordinaria capacidad para la síntesis (como debe ser toda buena caricatura editorial) le tiene un especial seguimiento a la actual conyuntura política de su país, y sobre todo, a la ejecutoria de su presidente Donald Trump. En días alternos, casi siempre, su trazo cariacturiza la imagen presidencial o alude en sus letras a las incongruencias del mandatario. En esta ocasión, les dejo una reciente, que muy bien podría servir de respuesta a la pregunta que se desprende tras las declaraciones y la posición de Trump contra #Cuba. ¿Puso el inquilino de la Casa Blanca su interés personal, por encima del interés nacional?

lunes, 19 de junio de 2017

Declaración de blogueros cubanos


Declaración de blogueros cubanos, que orgullosamente firmo.

Tomado del blog Turquinauta

Cuba existe también en la blogosfera [http://blogosferacuba.org/].  Es el testimonio cotidiano y el pensamiento libre de una nación y de un  pueblo en toda su variopinta cultura de resistencia y de vida. Justamente por ese patriotismo que nos identifica como comunidad, es que denunciamos las recientes declaraciones del presidente de los Estados Unidos por ofensivas e insultantes con nuestro pueblo. Trump frena, retrocede, se descoloca en la historia, asume la peor de las posiciones y lo hace rodeado de sujetos con un amplio prontuario criminal.

Los blogueros cubanos que suscribimos esta declaración, así como en su momento, seguimos y animamos el acercamiento entre las dos naciones, a pesar de sus diferencias, rechazamos la vuelta al discurso ofensivo y la política de las cavernas, tantas veces derrotada; reprobamos toda intención de fuerza contra la Isla, al tiempo que descalificamos a terroristas y políticos tramposos como interlocutores válidos para los cubanos.

El presidente Trump ha de saber que su mandato no se extiende a Cuba y sus ofensas en el show de la “era del hielo” solo sirven para reforzar el sentimiento antiimperialista, como una razón más de unidad.

El trazo del camino seguido, y las cualidades de la rueda que le transita, son legítimos por la génesis popular que le dio vida, sin presión de ningún tipo, forjada desde el pueblo al que pertenecemos, y al cual se debe nuestro relato- sorprendente e impetuoso- de la vida tenaz en esta tierra, que lucha día a día por una sociedad y un mundo mejor.

Quienes deseen sumarse a esta declaración lo pueden hacer a través de las diversas plataformas de Redes Sociales donde ha sido publicado o, reblogueándola en sus páginas personales.


Rafael Cruz. Turquinauta [http://www.turquinauta.blogspot.com/]
Karina Marrón. Espacio Libre de Cuba [https://espaciolibrecuba.wordpress.com/]
Enrique Ubieta. La Isla Desconocida [http://la-isla-desconocida.blogspot.com/]
Iroel Sánchez. La Pupila Insomne [https://lapupilainsomne.wordpress.com/]
Manuel H. Lagarde. Cambios en Cuba [http://cambiosencuba.blogspot.com/]
Jorge Á Hernández Pérez. Ogun cubano [https://ogunguerrero.wordpress.com/about/]
Jorge Jeréz. Jorgito por Cuba [http://www.jorgitoporcuba.wordpress.com/]
Luís E Ruíz Martínez. Visión desde Cuba [http://www.visiondesdecuba.wordpress.com/]
Recetas naturales de la abuela cubana [https://recetasnaturalesdelabuela.wordpress.com/]
Julio César Moreno.Kokacub@ [https://kokacub.wordpress.com/]
Carlos García CubaEconomía [https://cubaeconomista.blogspot.com/]
Susana Acea. Una Profe en Centrohabana [https://susanacentrohabana.blogspot.com/]
Norelis Morales.Islamia [https://islamiacu.blogspot.com/]
Daniel Guerra. Sin Oropel ni Garufa [https://sinoropelnigarufa.wordpress.com/
Elier Ramirez Cañedo. Dialogar Dialogar [https://dialogardialogar.wordpress.com/]
Raiza Martín Lobo. La Guantanamera [https://la-guantanamera.blogspot.com/]
Daynet Rodríguez Sotomayor. Mundo en Crisis [http://mundo-en-crisis.blogspot.com]

Canciller cubano: Jamás negociaremos bajo presión o amenaza (+ Video)



Daynet Rodríguez Sotomayor

Cuba está dispuesta a dialogar sobre la base del respeto y la igualdad soberana con el gobierno de los Estados Unidos, reiteró en conferencia de prensa desde Austria el canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla.

El ministro cubano de Relaciones Exteriores, quien realiza una gira de trabajo por varios países europeos, comentó desde Viena las recientes declaraciones del presidente norteamericano Donald Trump, cuya política, dijo,  "marca un retroceso en las relaciones bilaterales".

"Estas medidas impopulares, francamente impopulares, ignoran el apoyo mayoritario al levantamiento del bloqueo y a la normalización de relaciones con Cuba por parte de miembros del Congreso norteamericano, muchos de ellos republicanos; del sector empresarial, de las organizaciones diversas de la sociedad civil norteamericana, de la emigración cubana, la prensa, las redes sociales, y, en general, la opinión pública", apuntó el canciller.

Rodriguez Parrilla reiteró la posición cubana de continuar "nuestros esfuerzos junto a las personas de buena voluntad en Estados Unidos, que son la amplia mayoría".

Pero advirtió también nuestra posición de principio: Cuba no realizará concesiones inherentes a su soberanía e independencia, no negociará sus principios ni aceptará condicionamientos, como no lo ha hecho nunca, jamás, a lo largo de la historia de la Revolución. Como establece la Constitución de la República de Cuba, jamás negociaremos bajo presión o amenaza".

"No será una Directiva Presidencial de Estados Unidos la que pueda torcer el rumbo soberano de Cuba, como no pudieron hacerlo más de 50 años de agresiones, terrorismo de Estado, bloqueo, guerra mediática y subversión.  Hemos pasado por todo, nuestro pueblo ha pasado ya por todo y ha corrido todos los riesgos, ¿con qué podrían amenazarnos hoy que no hayan hecho ya antes y fracasado?"


A continuación les dejo la conferencia de prensa, íntegra en video:


Mensaje de la UNEAC a los intelectuales de EEUU



El Secretariado de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba envió el siguiente mensaje a escritores, artistas, académicos y amigos norteamericanos de la cultura cubana:
 
Nosotros, artistas y escritores cubanos, nos dirigimos a ustedes a partir del insólito cambio de política hacia nuestro país hecho público en Miami el pasado 16 de junio por el Presidente de los Estados Unidos.
 
En un discurso anticuado, obsoleto, cargado de falsedades y estereotipos que responden a la lógica de la Guerra Fría, se pronunció por abolir los pasos positivos que se dieron en la administración anterior. Sus palabras estuvieron dirigidas en particular a un auditorio que no representa a la mayoría de la emigración cubana y ha estado asociado al terrorismo contra Cuba y otros países de la región.
 
Aspiramos a seguir trabajando juntos para construir en el campo cultural una relación fecunda y sobre bases de igualdad, que favorezca el mutuo enriquecimiento espiritual de ambas naciones.
 
En la tradición ética y martiana de nuestro pueblo no ha habido ni habrá espacio para el odio.
 
Es más necesaria que nunca ahora la denuncia de esta nueva política y del brutal bloqueo que hemos padecido durante casi sesenta años.  

Reciban nuestro sincero y eterno agradecimiento.

Miguel Barnet, poeta y escritor; Digna Guerra, directora coral; Luis Morlote, realizador audiovisual; Pedro de la Hoz, crítico y periodista; Arístides Hernández (Ares), artista plástico; Alex Pausides, poeta; Lesbia Vent Dumois, artista plástica; Rolando Núñez, actor; Guido López Gavilán, compositor y director de orquesta; Nieves Laferté, diseñadora escénica; Margarita Ruiz, curadora.
Secretariado de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba

La Habana, 17-6-2017    

Declaración del Gobierno cubano sobre discurso de Trump



El 16 de junio de 2017, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en un discurso cargado de una retórica hostil, que rememoró los tiempos de la confrontación abierta con nuestro país, pronunciado en un teatro de Miami, anunció la política de su gobierno hacia Cuba que revierte avances alcanzados en los dos últimos años, después que el 17 de diciembre de 2014 los presidentes Raúl Castro Ruz y Barack Obama dieran a conocer la decisión de restablecer las relaciones diplomáticas e iniciar un proceso hacia la normalización de los vínculos bilaterales.

En lo que constituye un retroceso en las relaciones entre los dos países, Trump pronunció un discurso y firmó en el propio acto una directiva de política denominada “Memorando Presidencial de Seguridad Nacional sobre el Fortalecimiento de la Política de los Estados Unidos hacia Cuba” disponiendo la eliminación de los intercambios educacionales “pueblo a pueblo” a título individual y una mayor fiscalización de los viajeros estadounidenses a Cuba, así como la prohibición de las transacciones económicas, comerciales y financieras de compañías norteamericanas con empresas cubanas vinculadas con las Fuerzas Armadas Revolucionarias y los servicios de inteligencia y seguridad, todo ello con el pretendido objetivo de privarnos de ingresos. El mandatario estadounidense justificó esta política con supuestas preocupaciones sobre la situación de los derechos humanos en Cuba y la necesidad de aplicar rigurosamente las leyes del bloqueo, condicionando su levantamiento, así como cualquier mejoría en las relaciones bilaterales, a que nuestro país realice cambios inherentes a su ordenamiento constitucional.

Trump derogó asimismo la Directiva Presidencial de Política “Normalización de las relaciones entre los Estados Unidos y Cuba”, emitida por el presidente Obama el 14 de octubre de 2016, la cual aunque no ocultaba el carácter injerencista de la política estadounidense, ni el objetivo de hacer avanzar sus intereses en la consecución de cambios en el orden económico, político y social de nuestro país, había reconocido la independencia, la soberanía y la autodeterminación de Cuba y al gobierno cubano como un interlocutor legítimo e igual, así como los beneficios que reportaría a ambos países y pueblos una relación de convivencia civilizada dentro de las grandes diferencias que existen entre los dos gobiernos. También admitía que el bloqueo era una política obsoleta y que debía ser eliminado.

viernes, 16 de junio de 2017

Trump en Miami: Más Stupid Power que nunca



Daynet Rodríguez Sotomayor/CubaSí

Con un acto en el cubil anexionista de Miami, el presidente estadounidense Donald Trump interrumpió hoy, de golpe y porrazo, todo el camino de normalización de relaciones entre Cuba y Estados Unidos iniciado por su predecesor Barack Obama en diciembre de 2014, y anunció su apuesta de retroceso hacia las posturas de abierta hostilidad contra la isla, que durante más de 50 años mantuvieron los inquilinos de la Casa Blanca.

Varios reportes de prensa habían anunciado la víspera algunas medidas que el mandatario terminó por concretar hoy, con un discurso lleno de retórica y guiños hacia los miembros más reaccionarios de la comunidad cubanoamericana de Miami, como Marco Rubio o Mario Díaz-Balart. El Stupid Power, como le ha llamado el joven historiador cubano Elier Ramírez a la política de Trump, se vio hoy más explícitamente que nunca, y las ofensas, la soberbia y las mentiras sustituyeron el posible camino de respeto, cooperación y entendimiento entre dos gobiernos, una posibilidad que se ha venido explorando y que Trump acaba de cerrar.

Tan ofensivo como el discurso del mandatario, fue ver, una y otra vez, las muestras anexionistas de un auditorio compuesto en su mayoría por cubanoamericanos. Mientras Trump le repetía a su público la apuesta demagógica de una Cuba Libre, ellos, tan libres, tan independientes, vitoreaban USA USA USA...

En la concreta, tras tanta hojarasca discursiva imperial, ¿qué dijo Trump?: suspendió el último acuerdo de la pasada administración, prometió fortalecer las sanciones -que dicho así parecen cosas sueltas y no una sofisticada política de agresión comercial y financiera como el bloqueo, que hostiga a todo un pueblo-; dijo que sería más estricto con los viajes particulares de sus ciudadanos, para que se cumplan las doce categorías aprobadas; exigió cambios en la isla...

¿Quiénes son los más afectados? En un muy reciente artículo en su blog La pupila insomne, el analista cubano Iroel Sánchez apuntaba algunas víctimas: la iniciativa privada y emergente, muy beneficiada con los acuerdos promovidos por Obama, y los viajeros norteamericanos a los que una vez más se les limita su derecho elemental de conocer y disfrutar Cuba, como cualquier otro país.

"En cuanto a la promoción de valores democráticos, el hecho de que una persona -Marco Rubio, se dice gracias a su apoyo a Trump en su ataque al Obamacare- influya más en una decisión del Presidente que la opinión mayoritaria del electorado norteamericano, que según el Centro de Investigaciones Pew apoya en un 75% las políticas que las decisiones de este viernes buscan revertir. No es un buen ejemplo de democracia para los cubanos del que se enterarán no por la “propaganda del régimen” sino por sus familiares en Miami", consideró Sánchez.

La postura trumpista desoye a una buena parte de la opinión pública y a voceros del sistema político de aquel país, que crecientemente en las últimas horas han criticado la suspensión del último acuerdo entre Cuba y EE.UU. suscrito por la anterior administración de Barack Obama.

Es el caso de James Williams, presidente de la Coalición Engage Cuba, que entrevistado por Prensa Latina, dijo que la política del mandatario fue claramente escrita por personas que nunca han estado en la nación antillana, 'al menos no en este siglo'.

Patrick Leahy, senador por Vermont, emitió un comunicado este viernes en el que calificó la decisión de Trump de regresión vacía que da un golpe a la libertad de los estadounidenses para viajar, al interés nacional norteamericano y al pueblo de Cuba, indicó otro reporte de PL.

"Qué mala decisión. Hemos trabajado tan duro para reabrir los lazos con Cuba, enferma ver revertido este histórico progreso", escribió la congresista por California Barbara Lee en su cuenta de la red social Twitter.

No solo contra Cuba dirigió su discurso. De refilón amenazó a la Revolución Bolivariana de Venezuela, y con ella a todos los procesos que intentan una vía alternativa y diferente de país.

Para los cubanos, esta postura no es nada nueva: se trata de la misma soberbia imperial, fracasada, con la que desde hace más de 50 años las sucesivas administraciones de Estados Unidos han intentado subvertir nuestro proceso, y como tantas otras veces, encontrará un muro de resistencia y dignidad, ahora acrecentada por el compromiso que nos ha legado la sobrevida de Fidel, de mantener la Revolución y seguir construyendo socialismo.

¿EE.UU., con tantos palos que te dio la vida con Cuba, aún no aprendes?

martes, 7 de marzo de 2017

La huella solidaria



Daynet Rodríguez Sotomayor

A veces se tiene la suerte de ser testigo de la conmoción y la bondad. A media mañana estaba esperando un transporte para venir a la redacción: un botero, un rutero, una guagua, lo primero que pasara. Un poco más adelante, un hombre de unos 40 años también intentaba llegar a su centro de trabajo. Ya más de un carro de alquiler había pasado sin hacer caso a nuestras señas, indolente. Mientras, por la acera, venía caminando un viejito, mochila en mano y gorra para el sol, lo hacía muy despacio, casi centrímetro a centímetro. Como traía bastón, pensé que tenía problemas de movilidad, mientras que el hombre -me dijo después- creyó que estaba operado. De pronto, el viejito, del que nos separaban unos metros, comenzó a desplomarse... una tercera persona, que venía en su dirección, a duras penas lo atajó en sus brazos. Ese instintivo y rápido gesto evitó males mayores. Entre los tres, lo sentamos en una escalera, pero casi no podía sostenerse. En medio de su desvanecimiento, él insistía en que debía ver a su "hermana que la operaban hoy". Nada más... hasta que logró balbucear la dirección de un familiar, muy cerca de allí... Le preguntamos su nombre, si era diabético, alguien le buscó un refresco de cola, intentamos reanimarlo con gel de manos (no se me ocurrió otra cosa)... y como vimos que no podría avanzar solo, llamamos a la policía y en un primer intento nos respondieron que debíamos hacerlo al 104, a emergencia médica. Al no comunicar, después de varios minutos volvimos a insistir con la policía, que se encargó de contactarnos con el servicio de emergencia. El cuarentón  les explicó la gravedad de la situación. Y durante la espera, se llegó hasta la dirección cercana que el viejito había logrado decir, pero no encontró a ningún familiar, solo una anciana vecina que le dio su número de teléfono para que "por favor luego le contara a donde lo trasladarían". En unos 15 minutos ya la ambulancia estaba allí. Tres enfermeros: dos hombres y una mujer. Enseguida le midieron la presión, el nivel de azúcar en sangre, le canalizaron la vena, le pusieron un suero de dextrosa, lo trataron con cariño, lo calmaron porque él solo repetía que tenía que ver a su hermana... Fueron muy rápidos, y muy eficientes. Es su trabajo, es verdad... Es más, no sé cómo sucede otras veces, si son tan ágiles en llegar, si son tan buenos en auxiliar, pero hoy todo se juntó para hacer una buena obra. Y es un bálsamo saber que todavía nos mueve la solidaridad por el prójimo, que hay mucha gente bondadosa en la calle, que no da la espalda sino que tiende su mano, y ayuda y espera a ver el desenlace. Como el que iba por la calle y lo recogió, un mecánico que contó que tenía su carro desarmado a unas cuadras de allí, o el hombre de 40, que "también es diabético y sabe lo que es sufrir de azúcar baja o alta", o los enfermeros del SIUM, tan profesionales. Todos por un desconocido, al que no volverán a ver. No importa, queda la conmoción, y la huella: de estos pedacitos solidarios se va armando esa sociedad más humana por la que decidimos apostar los cubanos hace más de 50 años.