miércoles, 19 de diciembre de 2012

Un artículo sobre la Masacre de Newtown, Connecticut

Daynet Rodríguez Sotomayor

Mientras en los pasillos de Washington comienzan a acalorarse los lobbies a favor y en contra de la tenencia de armas en un país donde el derecho a una vida segura parece estar después de todas las enmiendas, la sociedad norteamericana todavía se pregunta POR QUÉ  y trata de asimilar o al menos convivir con el shock del tiroteo de más 20 niños en la pequeña ciudad de Newtown, Connecticut. Las causas de esta balacera pueden ser muchas y todavía se investigan: desde los trastornos de una personalidad forjada probablemente en la incomunicación, la soledad y los videojuegos, hasta la demencia de una sociedad, desesperada, en la que se mata incluso por ser, por unos instantes, protagonistas de las noticias. Aquí les dejo un interesante artículo de Juan Gelman sobre el tema.

La bendita enmienda (un artículo de Juan Gelman)

Por Juan Gelman

La matanza de seis adultos y veinte niños en una escuela primaria de Newtown causada por un inestable mental es la más mortífera de ese tipo en la historia de EE.UU. y ha puesto otra vez sobre el tapete la discusión entre quienes desean que se controle la venta de armas a civiles y quienes proclaman que esas eventuales regulaciones violan la Segunda Enmienda de la Constitución de EE.UU., aprobada por el primer Congreso del recién nacido país en 1789. Su texto establece: “Dado que una milicia bien regulada es necesaria para la seguridad de un Estado libre, no se deberá infringir el derecho de las personas a portar armas”. Es decir, se trataba de una medida destinada a garantizar la seguridad ciudadana, no a socavarla. SEGUIR LEYENDO...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada